Tag: Carao Ventures

En mayo de 2018, el grupo Cuestamoras adquirió la participación mayoritaria de la startup costarricense GoPato, una aplicación de servicio que ofrece llevarle al usuario su comida favorita, las compras del supermercado e incluso, las llaves olvidadas.
Esa adquisición –cuyo monto se mantiene en reserva- es una transacción exitosa de Carao Ventures, la firma de capital de riesgo líder en Costa Rica.

“Carao jugó muchos roles que aportaron a la compañía. Ayudaron a dar una formalidad y lineamientos para que ésta pudiera formalmente levantar capital, entre estos, procesos contables, legales, operativos y de recursos humanos. A los 8 meses de organización, expusimos al grupo de inversionistas de Carao, donde se hizo el primer levantamiento de capital por US$600.000”, aseguró a E&N Lionel Peralta, Co-Fundador de GoPato.

Adrián García, Managing Director de Carao Ventures y uno de sus fundadores, explicó a E&N que la firma de venture capital nació en septiembre de 2012, cuando él y Allan Boruchowicz, profesionales que provenían de la firma Mesoamérica Investments, decidieron generar una empresa de venture capital para las startups de Centroamérica y de la región Andina, que incorporara a inversionistas interesadosen estas nuevas empresas de alto riesgo.

“Nos definimos como una firma de venture capital que invierte en startups en su etapa temprana, brindamos recursos de apoyo para consolidarse operativamente, agregamos valor a través de dirección estratégica y financiera y conectamos a emprendedores con sus primeras grandes oportunidades en el mercado”, señaló García.

Agregó que Carao Ventures ha desarrollado una red de inversionistas sofisticados, que suman alrededor de 40 miembros, provenientes de Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y más allá de la región.

Son empresarios que tienen interés en invertir en nuevas oportunidades dentro o fuera de la región. “Destinan una pequeña proporción de su portafolio personal, familiar o corporativo en su estrategia inversionista, dirigida a emprendimientos de alto potencial y de alto riesgo. Lo hacen a través de un intermediario como Carao Ventures, que le presenta estas oportunidades de manera individual o a través de un fondo de inversión, y decide hacer una colocación o asignación con la intención de tener al final un retorno atractivo promedio”, afirmó García.

De acuerdo al Managing Director de Carao Ventures, los inversionistas saben que las estadísticas indican que al ser de alto riesgo, muchas van a fallar, por ser empresas nuevas y por ser de sectores innovadores, pero otras van a tener un retorno elevado, por ello sugieren invertir a través de un fondo de inversión que tiene una estrategia de inversión en distintas oportunidades.

 

Selectividad: la clave

Anualmente, García aseguró que reciben alrededor de 1.000 propuestas de startups de Centroamérica y de la región Andina, sin embargo, su promedio de selección para inversión corresponde a 0,5% de ese universo.

“A veces no las descartamos necesariamente por sus debilidades, sino porque todavía no están en una etapa adecuada. Nosotros no trabajamos con ideas, sino con proyectos en los que los fundadores ya tienen camino recorrido, laboran en ellos a tiempo completo, tienen clientes, una validación comercial sobre su producto o servicio”,indicó a E&N.
También entran en consideración otros factores, por ejemplo, si perciben que tendrán mucha competencia, pretenden atender un mercado muy pequeño, no tienen un equipo de trabajo completo, o bien, su ambición es muy local.

“Deben tener vocación para ser competitivos en cualquier lugar del mundo. Por otra parte, las propuestas de negocios que nos presentan deben tener atributos de innovación y de diferenciación muy evidentes y muy profundos, para que sean competitivas en el mediano y en el largo plazo”, añadió García.

En 2018, registran 7 inversiones completadas y una inversión de salida (GoPato). Además, hay otras 5 startups en programa de aceleración para bajarles el riesgo y prepararlas para recibir las primeras inversiones. Por otra parte, hay 4 startups en proceso de preparación (incubación).

“Nuestro modelo de inversión, de acompañamiento, es muy intenso en tiempo, en recursos, en dedicación, entonces escogemos muy pocos casos, con mayor probabilidad de éxito. Los emprendedores y los proyectos necesitan mucho más ayuda para llegar a feliz término respecto de lo que necesita un emprendimiento en otra parte del mundo donde venture capital está más desarrollado”, explicó.

Entre las startups con inversiones completadas están Slidebean, que ha desarrollado un software en la nube para diseñar y crear presentaciones atractivas de forma rápida y sencilla; Bildtek, dedicada al diseño, manufactura y construcción con acero conformado en frío para proyectos de uso comercial o privado; Junar, que desarrolla un software en las nubes para transformar datos del gobierno en recursos que los ciudadanos pueden ver y utilizar.

Además, Speratum, dedicada a la investigación en biotecnología para terapia patentada, basada en micro RNA (miRNA) enfocada en cáncer de páncreas; y Singularities, plataforma de inteligencia artificial para el modelaje de creencias, opiniones y comportamientos de clientes o entidades presentes en Big Data. Mientras, en el programa de Pre inversión se ubican las startups Leaf, AerialRobotics, GoPass, Klap y Quenti Technologies.

“Nuestro objetivo final es generar una nueva generación de empresas en Centroamérica, que aporten al desarrollo, a la generación de empleos, a la innovación y con potencial de transformar industrias o servicios”, concluyó García, Managing Director de
Carao Ventures.

El peso del venture capital en Estados Unidos

La industria global de venture capital ha crecido de US$50.000 millones a US$175.000 millones entre 2010-2017, aseguró Adrián García, durante una exposición en el evento regional SICA Emprende, Inversión Ángel, organizado por Cenpromype, con apoyo de la Delegación de la Unión Europea en la región.
García agregó que la industria de venture capital en Estados Unidos representa 970 firmas con 1.725 fondos de inversión, así como alrededor de US$360.000 millones e inversión en unas 8.000 compañías.
Por su parte, las inversiones ángel reúnen alrededor de 300.000 inversores, quienes han
invertido en unas 70.000 startups anuales. Las empresas en Estados Unidos, apoyadas por
venture capital, representan alrededor del 20% del PIB de ese país, son las mayores generadoras de nuevos empleos, y son las principales generadoras de nuevos productos y servicios.

 

Fuente: Estratégiasynegocios,net