La era de las Startups

El mundo de las start-up sigue creciendo de manera imparable, y Chile no es la excepción. Muchos suelen hablar de este concepto, pero muy poco entienden sus objetivos y el ímpetu que existe detrás de quienes están a cargo. Cada start-up está respaldada por una idea que busca simplificar procesos y trabajos complicados, con el objetivo de que el mercado tenga una experiencia de uso simplificada y fácil.

Generalmente son negocios que quieren innovar, desarrollar tecnologías y principalmente, generar un impacto positivo, tanto desde el punto de vista económico como social. Además, cada uno de las personas que integran una start-up tienen una característica en común: todos pueden acceder a grandes posibilidades de crecimiento.

En Chile existe un gran potencial de start-ups y la mayoría de éstas, tienen una visión de negocio con un fuerte componente tecnológico y están estrechamente vinculados con el mundo de la web, y con las nuevas tecnologías de la información. En este tipo de organizaciones se asume el riesgo y se buscan fórmulas no convencionales para la resolución de problemas. La tolerancia al fracaso de su negocio ya lo tiene incorporado dentro de su estructura organizacional, saben aprender de sus errores para poder evolucionar, y la capacidad de crecimiento es una constante en sus metodologías de trabajo. Los une el atrevimiento, la creatividad, la ambición por surgir y trascender con su proyecto de innovación.

Está comprobado que la innovación y el emprendimiento son la clave para el crecimiento económico de los naciones. En Chile ha existido cada vez más mayor interés por incentivar y fomentar programas de apoyo para la generación de start-ups, y las empresas deben cumplir un rol clave para aprovechar a todos esos talentos. La inclusión de estrategias de valor compartido y la creación de lazos de confianza son dos pilares fundamentales para la viabilidad y sostenibilidad de estos proyectos, y las empresas deben comenzar a integrarlas en sus modelos de negocios. De esa forma, no sólo permitirá que esos proyectos de innovación perduren y mejoren en el tiempo, sino que también es una contribución que las instituciones puedan hacer para la competitividad y el desarrollo del país.

Fuente: Perfil de LinkedIn de José Manuel Martínez Vázquez, Gerente General Automóvil Club de Chile/ Smart Cities, Start ups & Innovación. Electromovilidad en AMECH.

 

Compartir esta publicacion